Inicio Actualidad A 30 AÑOS DEL MUNDIAL DE ITALIA ´90

A 30 AÑOS DEL MUNDIAL DE ITALIA ´90

150
0

La Copa Mundial de la FIFA Italia 1990 fue la decimocuarta edición de la Copa Mundial de Fútbol.
Se desarrolló en Italia, entre el 8 de junio y el 8 de julio de 1990.

Italia se convirtió en el segundo país en celebrar una Copa Mundial en dos ocasiones distintas al organizar el torneo en 1934.
Un total de 24 selecciones nacionales participaron en el evento, en donde hubo varias sorpresas, como la participación de Camerún, que se convirtió en el primer equipo africano en llegar hasta los cuartos de final, llegando a ser conocidos como los «leones indomables».

La final fue jugada por segunda vez consecutiva por Argentina y Alemania Federal, poco antes de su unificación con Alemania Democrática. Ganaron los alemanes por 1-0 gracias a un polémico penal pitado por el mexicano Edgardo Codesal Méndez en el minuto 83′ a poco de finalizar el partido.
Decadas más tarde Codesal se defendió justificando que su decisión fue la correcta,​ sin embargo el jugador alemán Lothar Mathäus argumento que la falta estuvo mal cobrada.

Algunos periodistas y analistas deportivos lo han considerado como el mundial con el peor nivel futbolístico de entre todos los realizados, producto de las reglas de juego de la época que favorecían a los equipos que buscaban evitar el desarrollo del juego antes que proponerlo, mediante acciones como faltas reiteradas y violentas a los atacantes, demoras en la reanudación del juego, permisividad de los árbitros para hacer respetar el reglamento y búsqueda del empate antes que de la victoria.

Consecuencia de lo anterior, fue el hecho de que esa competición tuvo la media de goles más baja de todos los mundiales: 2,21 goles por partido.

Debido a lo anterior, la FIFA decidió hacer diversas reformas a las reglas que favorecieran el desarrollo del juego y castigará fuertemente a quien buscará entorpecerlo, a aplicar en el próximo mundial, entre las cuales destacan el otorgar 3 puntos por victoria y la decisión de prohibirle a los arqueros tomar el balón con las manos tras recibir un pase de un compañero.

​El tema musical fue «Un’estate italiana», interpretado por Gianna Nannini y Edoardo Bennato.