Inicio Actualidad Homenaje a los 50 años del Torino, orgullo de la industria nacional

Homenaje a los 50 años del Torino, orgullo de la industria nacional

152
0

RELATO DE UN OBSERVADOR

Intentaron las mil y una para pasarle el «trapo»…

La Misión Argentina. Parte del equipo en Alemania: García Veiga, Galbato, Perkins, Rodríguez Larreta, Rodríguez Canedo, Cupeiro, Franco y Di Palma

Hace medio siglo, un equipo de pilotos, técnicos y autos argentinos, bajo el comando de Juan Manuel Fangio, desafió con honores a la industria automotriz mundial. Esta es la historia de cómo tres IKA Torino, liderados por Fangio como organizador y Oreste «El Mago» Berta como preparador casi ganaron las 72 horas de Nurburgring.

Probaron de todo, se pusieron en practica desarrollos de avanzada, trataron de mil modos…

trajeron Mustang V8 coupés para querer ganarle.

Metieron BMW 2002 con blocks de aluminio y ya equipados con inyección electrónica.

Sobieslaw Szazada puso un PORSCHE 911 en pista asi que imaginense lo que era el campo de batalla para esa época.

Trajeron FORDS CAPRI, Mazdas, Alfa Romeo 2000 a Alemania…

los uruguayos contaban con modernisimos desarrollos en sus Lotus Cortina Cosworth…

Cacho Fangio trajo una Coupé Dodge Dart Polara desde México la cual entregaba una potencia en torno a los 400 caballos…

trajeron Chevys, Camaros equipados con puente De Dion.

En Núrburgring muchos tenían inyección y block de aluminio… y el Torino les ganaba con carburador y block de hierro fundido.

Colocaban amortiguadores KONI, öhlins, Bilstein .. y el Torino les ganaba con los Delfabro hechos en Córdoba…

¡¡Colocaban barras Penske y Stowy!!, y el Torino les ganaba con las Tensa hechas en Rio Tercero…

usaban magnetos Vortex, Lucas, Marelli con señal programable… ¿¿y el Torino?? Nuevamente les ganaba con el distribuidor IKA y la bobina Delco nacionales!!.

Trajeron gomas Pirelli GT, las Dunlop, las Goodyear, las Hoosier Indy… y el Torino les ganaba con las Fate torneadas para despuntarles el dibujo…

trajeron tapas de cilindro Traco, las Edelbrock (que les pasaban la amoladora para borrarles la marca), tapas Weslake para los Ford V8… y el Torino les ganaba con la tapa Tornado trabajada a mano por nuestro querido y humilde Oreste Berta…

ponían pistones Cosworth, Wiseco, Borgo, Repco… y el Torino les ganaba otra vez con los pistoncitos Persan que fabricaba el negro Faraoni en la Avenida Japón…

¿Asi que moraleja amigos?,

Los autos campeones no siempre fueron los más potentes o los mas caros…

Esta es la clara prueba de que el Ingenio Argentino cuando quiere y se lo propone, puede superar cualquier frontera posible… TORINO, un orgullo nacional Argentino:

FELICES 50 AÑOS para el fierro por excelencia de todos los tiempos!!!

Un poco de historia

IKA, Industrias Kaiser Argentina, fue la primera automotriz estadounidense que el general Juan D. Perón y «su hombre en Córdoba», el brigadier Juan de San Martín, lograron radicar en Córdoba. Kaiser no se resistió a aprovechar el «pool» de ingenieros y técnicos mecánicos allí asentados para la construcción de aviones en la Fábrica Militar de Aviones, a la sazón llamada Instituto Aerotécnico. Luego desembarcaron en Córdoba las filiales de automotrices más importantes, europeas y estadounidenses. Entre todas, cambiaron el perfil provinciano y siestero de Córdoba Capital por la ruidosa urgencia industrial de hoy. Cuando «El Toro» corrió en Alemania, IKA estaba siendo vendida a la francesa Renault.

Semblanza de Nürburgring

  • El primer día aquello les pareció encantador, refrescante: cuánta furia argenta. Sí, esos tipos que dicen que inventaron el tango, no, no hay modo de que puedan mantener ese ritmo. Y menos con semejante diluvio. El segundo día los alemanes, italianos y japoneses empezaban a estar preocupados, además de muy mojados. Al tercer día estaban rogando por algún desperfecto, otro nuevo despiste, un tortazo más, un accidente no fatal, vamos…
  • Se les fue cumpliendo. Al final, fue un Torino el auto que terminó haciendo la mayor cantidad de vueltas. Ése fue el número 3, a cargo de Alberto «Larry» Rodríguez Larreta, Eduardo «El Cardenal» Copello y Oscar Franco. Aquel auto, único sobreviviente de la troika que había partido, no ganó la carrera únicamente porque cada minuto pasado en boxes descontaba una vuelta. Aquel año la sádica pista alemana le dio el podio a Lancia. El auto de turismo de lujo italiano iba más despacio, pero se detenía poco en boxes. Con más mecánicos argentinos allí, para acortar la vuelta a pista de los Toros, otra habría sido la historia.

Leandro Barrientos/ Agendar Producción Argentina