Inicio Actualidad LAS DOS BIBLIOTECAS DE DERECHO

LAS DOS BIBLIOTECAS DE DERECHO

254
0

– Por Sebastián Fernández – Abogado

Probablemente el lector haya escuchado hablar de las “dos bibliotecas” jurídicas, en referencia a las opiniones opuestas que existen frente a un mismo caso a resolver, y que proponen soluciones distintas.

Aunque parezca extraño, ello no lo es para quienes nos desempeñamos en el ejercicio del derecho, ya que se emiten con cierta frecuencia decisiones judiciales verdaderamente antagónicas o contrapuestas en la solución de un mismo caso, o para ser más exacto frente a dos casos iguales que se resuelven de manera distinta.

En el nuevo contexto mundial, con la aparición de la pandemia por todos conocida, se han dictado un elevado número de normas, en nuestro país muchas de ellas emitidas a través de decretos de necesidad y urgencia, luego ratificados a través de los mecanismos constitucionales vigentes.

En materia laboral, y aquí ya ingresando más específicamente al tema que se propone, es oportuno mencionar que se ha decidido la prohibición de despidos de trabajadores en relación de dependencia, concretamente a través del DNU 329/20 que determinó inicialmente dicha prohibición y que luego fuera prorrogado.

El decreto referido, no especificó si dicha prohibición alcanzaba a todos los trabajadores dependientes, puesto que hay diferentes actividades y distintas regulaciones legales, pudiendo mencionar entre ellas las específicas para personal de casas particulares; trabajadores rurales; personal de la construcción, entre otras tantas.

En el caso puntual de los trabajadores de la construcción, especialidad que alcanza no solo la edificación de una vivienda familiar como podría pensarse inicialmente, sino que quedan comprendidos también los trabajos de montaje industrial, las obras viales, entre otros, apareció nítidamente la existencia de las “dos bibliotecas” en la Provincia de Córdoba, donde hubo dos resoluciones judiciales distintas en casos de trabajadores de la construcción que fueron despedidos, encontrándose vigente la prohibición mencionada, resolviendo un Tribunal “la validez del despido” y otro “la nulidad del despido”, lo que ha motivado la presentación de estas líneas.

El “despido válido”:
En ajustada síntesis, se puede mencionar que la Sala Sexta de la Cámara del Trabajo de la Ciudad de Córdoba, consideró que las particularidades de la actividad de la construcción están dadas por la “transitoriedad” de las prestaciones. Ello podría traducirse en lo siguiente: el trabajador sabe que cuando finaliza la obra, termina el trabajo y deberá esperar ser contratado para otra.
Agrega el Tribunal también, que esa particularidad de la actividad excluye de la prohibición de despedir en el régimen de la construcción, sin que ello sea irrazonable ni arbitrario, ni tenga incidencia alguna la actual situación de pandemia existente.
Por lo tanto, declaró que el despido dispuesto por el empleador es válido.
Si bien el tribunal brindó más fundamentos, lo central tiene que ver con lo mencionado.

El “despido nulo”:
También sintetizando, la Sala Primera de la Cámara del Trabajo de la Ciudad de Córdoba decidió la nulidad de un despido y ordenó la reincorporación de un trabajador de la construcción.
El tribunal explicó que la pandemia es una situación sin precedentes y que las medidas dictadas priorizan el derecho al empleo y al salario, incluso sobre los derechos patrimoniales del empleador.
También indicó que el DNU 329/20 y sus prórrogas no han descartado ninguna actividad y si hubieran querido excluir a algún trabajador lo habrían indicado expresamente, agregando que si existen dudas deben interpretarse las normas de la manera más beneficiosa para el trabajador.
Por ello resolvió indicando como nulo el despido, dando además otros argumentos, que no se mencionan en aras a la brevedad.

Las resoluciones citadas, fueron pronunciadas solo con un día de diferencia (20 y 21 de agosto de 2020) y dejaron ver claramente como en materia de interpretación de normas pueden existir “dos bibliotecas”.-

La interpretación definitiva:
Para ello tendremos que esperar, puesto que una de las funciones que tienen los tribunales de mayor jerarquía es la de “unificación de criterios” (técnicamente denominada función nomofiláctica), cuestión que no ha ocurrido aún, pero una vez que así sea deberán acatar los tribunales inferiores.

Lo cierto es que este nuevo escenario pandémico ha traído normas de excepción, con matices interpretativos que con el correr del tiempo seguramente adquirirán un tono único, dejando espacio cuando ello ocurra para la aparición de quienes refieren que se trata en realidad del “mito de las dos bibliotecas”.

El que seguro se mantendrá activo es el debate mito/realidad, existente desde hace largo tiempo, junto a muchas otras discusiones que se dan en materia jurídica, por ser el derecho una ciencia social y como tal, dinámico y en constante evolución.

SEBASTIÁN FERNÁNDEZ – Abogado – MP 10-255