Inicio Actualidad Obras paralizadas en el Lago Piedras Moras

Obras paralizadas en el Lago Piedras Moras

348
0

Desde la Secretaría de Ambiente afirmaron que no se recibió documentación alguna, como corresponde para emprendimientos de esta naturaleza.  

REGIONALES - Piedras Moras

El ambicioso proyecto turístico que el Municipio de Almafuerte junto a inversores privados intentan llevar adelante en el complejo Piedras Moras se vio forzosamente paralizado.

La cuestión ambiental parece ser el lado débil de la iniciativa, al menos desde el punto de vista formal, más allá de haberlo presentado como “superador”, también en ese sentido.

 El propio secretario de Ambiente de la Provincia, Juan Carlos Scotto, afirmó que a su área no ingresó ninguna documentación sobre lo que se piensa levantar junto al lago.

Por la envergadura del proyecto y el resguardo de uno de los lagos más limpios de la provincia, el funcionario dio a entender que ese paso es imposible de omitir.

 Scotto explicó que una vez cumplimentado ese requisito, se evaluará si es necesario un estudio de impacto ambiental, algo que generalmente es solicitado en emprendimientos de esta envergadura, según estimó.
 Hasta el momento, la máxima autoridad ambiental de la Provincia, solo recibió una nota de vecinos de Almafuerte, manifestando su preocupación por el emprendimiento. Esto motivó a la Secretaría de Ambiente a contactarse con Policía Ambiental, que labró un acta en el lugar.

 “Hay una ley provincial que regula los presupuestos ambientales de cualquier desarrollo. Necesitamos saber qué van a hacer con los residuos, los efluentes, el escurrimiento del agua ante las lluvias, la profundidad de las obras, lo que descarten los restaurantes, etc.”, explicó Scotto.

 El funcionario provincial enfatizó que “la ley se presume conocida y si no deberían instruirse más”, en clara referencia a las autoridades municipales implicadas.

 “Cualquier emprendimiento es bienvenido pero debe respetar los pasos correspondientes”, resumió.

 Días atrás, desde el área municipal de Ambiente, su responsable, Ever López, había manifestado que contaban con la autorización DIPAS y esta dependencia no había solicitado ningún estudio de impacto ambiental.

 También destacó que estaba previsto un sistema de cloacas en los paradores y negó la deforestación del sector.
 Sin embargo, por omisión, negligencia o razones que solo algunos funcionarios podrían explicar, ninguna de esas contemplaciones ambientales fueron presentadas formalmente a la dependencia provincial correspondiente.

Mientras tanto, con la cuenta regresiva en marcha rumbo al verano, las obras están paralizadas y vale preguntarse si en la inversión prevista estaba incluido el costo de estudios ambientales, aparentemente imprevistos para los empresarios y el Municipio