23 de mayo de 2024

Tiempo Regional

Periódico Digital del Valle de Calamuchita

El Príncipe Harry y Meghan sufrieron una persecución «casi catastrófica» de un paparazzi

El Príncipe Harry y Meghan Markle sufrieron anoche en la ciudad estadounidense de Nueva York la persecución durante dos horas de un grupo de paparazzi al auto en el que viajaban, situación que casi termina de manera «catastrófica», según un vocero de la pareja, en un hecho que recuerda a la muerte de Lady Di, en 1997.

El incidente ocurrió luego de la salida de una ceremonia en la que la duquesa de Sussex, Markle, recibió un reconocimiento por su labor en favor de los derechos y libertades de mujeres y niñas.

La madre de Meghan, Doria Ragland, también viajaba en el vehículo, dijo el vocero en un comunicado enviado por correo electrónico a la agencia de noticias AFP.

El comunicado informó que la persecución, que generó varias situaciones de riesgo para peatones y otros automovilistas, se extendió por más de dos horas a causa de que los duques de Sussex estaban alojados en una vivienda particular y no querían que trascendiese su ubicación.

No se constataron daños personales ni detenidos por este incidente.

El alcalde de la ciudad Eric Adams dijo que es «difícil de creer en una persecución a alta velocidad de dos horas» por la Gran Manzana, pero añadió que hasta «una persecución de 10 minutos es extremadamente peligrosa en Nueva York.»

«Tenemos mucho tráfico, mucho movimiento. Mucha gente utiliza nuestras calles. Cualquier tipo de persecución a alta velocidad es inapropiada», declaró a periodistas.

Un vocero del Departamento de Policía de Nueva York dijo que «numerosos fotógrafos» hicieron que el viaje de la pareja se convirtiera en «un desafío».

«Aunque ser un personaje público atrae cierto interés del público, no debería ser nunca a costa de la seguridad de nadie», dijo el portavoz en el comunicado, y añadió que «la difusión de estas imágenes, dada la forma en que se obtuvieron, fomenta una práctica altamente intrusiva que es peligrosa para todos los implicados».

Harry, de 38 años, y Meghan, de 41, habían asistido a la ceremonia de la Ms. Foundation for Women, una ONG fundada por Gloria Steinem, Patricia Carbine, Letty Cottin Pogrebin y Marlo Thomas, con el objetivo de destacar acciones de empoderamiento de las mujeres, en la que Meghan recibió un premio.

Este evento público era el primero al que acudía la pareja desde la coronación de Carlos III, a la que asistió el príncipe Enrique, quinto en la línea de sucesión, pero no su esposa.

Una fuente cercana a la pareja dijo que Meghan y Harry fueron perseguidos por media docena de vehículos con «personas no identificadas que conducían imprudentemente y ponían en peligro al convoy y a todos a su alrededor».

«La persecución podría haber sido fatal», añadió la fuente, al afirmar que se cometieron una serie de posibles infracciones de tránsito, como conducir por la acera, saltarse semáforos en rojo y conducir en reversa por una calle de un solo sentido.

El acoso de la prensa hacia la familia del príncipe Harry es un tema especialmente delicado para el hijo menor del rey británico, ya que recuerda al accidente automovilístico en París en el que murió su madre, Lady Di, cuando era perseguida por un grupo de paparazzi.

La pareja y sus dos hijos, Archie y Lilibet, residen en Estados Unidos desde que Enrique decidió renunciar a sus principales funciones dentro de la Casa Real británica, a principios de 2020.

Tras esta decisión, que tuvo que ver con el intenso escrutinio de los medios, ambos criticaron públicamente tanto a la monarquía como a sus integrantes, en televisión y también con un libro de memorias titulado «En las sombras».

Fuente: Télam

https://www.ghirardiplacasymaderas.com.ar/