23 de mayo de 2024

Tiempo Regional

Periódico Digital del Valle de Calamuchita

Rusia halló en el sector antártico que reclama la Argentina una reserva petrolera equivalente a 30 Vaca Muerta

Una investigación científica realizada en la Antártida por el buque Alexander Karpinsky, de la agencia rusa Rosgeo, descubrió la mayor reserva de petróleo del mundo. 

Equivale a 10 veces la producción de 50 años en el Mar del Norte, el doble de las existencias de Arabia Saudita y a unas treinta Vaca Muerta.

La comunicación a Moscú lleva tres días y se filtró en un informe publicado en el diario británico The Telegraph. 

Hasta ahora, no había sido confirmada por el gobierno ruso.

El hallazgo tuvo lugar, según trascendió, en la porción antártica comprendida por el Polo Sur hasta la Península Antártica y el Mar de Weddell, situado en el Territorio Antártico Argentino, donde también se encuentran significativas reservas de petróleo y gas recientemente identificadas.

Esa franja antártica es reclamada por la Argentina, Chile y Reino Unido.

En este caso, el hallazgo se agregaría a la disputa ante la Organización de las Naciones Unidas por la soberanía de las Islas Malvinas, las Georgias del Sur y las Sandwich del Sur.

Exploraciones científicas

Si bien desde hace unos años se intensificaron las exploraciones de diversos países en busca de hidrocarburos en el continente blanco, aunque embozadas en misiones científicas, la Cámara de los Comunes del Reino Unido estuvo recibiendo información de las operaciones rusas y el subsecretario de Estado del Parlamento para las Américas y el Caribe del Reino Unido, David Rutley, les aseguró que desde el Kremlin confirmaron que eran con fines científicos y que respetarían el Tratado Antártico.

O sea, el uso del territorio para fines científicos y pacíficos, que comprende el desarrollo del turismo sustentable y la prohibición la explotar hidrocarburos.  

La Secretaría de Malvinas, que conduce la ex viceministra de Defensa, Paola Di Chiaro, reconooció ante una consulta de Clarín que tratan de saber, a través de conversaciones con Rusia y Reino Unido, sobre el alcance de la información que tomó estado público, pero que aún no fue oficialmente confirmada.

El Tratado Antártico fue suscripto en 1959 por 28 países y entró en vigencia desde 1961. Siete de ellos, entre los que se cuenta la Argentina, reclaman partes para sí.

En este caso, el hallazgo se agregaría a la disputa ante la Organización de las Naciones Unidas por la soberanía de las Islas Malvinas, las Georgias del Sur y las Sandwich del Sur.

Exploraciones científicas

Si bien desde hace unos años se intensificaron las exploraciones de diversos países en busca de hidrocarburos en el continente blanco, aunque embozadas en misiones científicas, la Cámara de los Comunes del Reino Unido estuvo recibiendo información de las operaciones rusas y el subsecretario de Estado del Parlamento para las Américas y el Caribe del Reino Unido, David Rutley, les aseguró que desde el Kremlin confirmaron que eran con fines científicos y que respetarían el Tratado Antártico.

O sea, el uso del territorio para fines científicos y pacíficos, que comprende el desarrollo del turismo sustentable y la prohibición la explotar hidrocarburos.  

La Secretaría de Malvinas, que conduce la ex viceministra de Defensa, Paola Di Chiaro, reconooció ante una consulta de Clarín que tratan de saber, a través de conversaciones con Rusia y Reino Unido, sobre el alcance de la información que tomó estado público, pero que aún no fue oficialmente confirmada.

El Tratado Antártico fue suscripto en 1959 por 28 países y entró en vigencia desde 1961. Siete de ellos, entre los que se cuenta la Argentina, reclaman partes para sí.

Fuente: Noticias Argentinas